ARQUILLOS

 

Arquillos, pequeño municipio donde se alternan las áreas de cultivo, en las que predomina el olivar, con las de pastizales y dehesas, dedicadas a la ganadería y a la caza menor.Pequeño municipio donde se alternan las áreas de cultivo, en las que predomina el olivar, con las de pastizales y dehesas, dedicadas a la ganadería y a la caza menor. 

Los documentos que narran la historia de Arquillos, municipio de origen islámico, datan de 1254 cuando Alfonso X el Sabio la entregó a Baeza para que la protegiera y defendiera. 

Por encargo de Carlos III, el Intendente de Sevilla, Don Pablo de Olavide, emprende la colonización de Sierra Morena, de conformidad con el Fuero de la Nuevas Poblaciones de 1767. Dicha colonización contempló la creación de cuarenta y cuatro pueblos y once ciudades y, en ella, Arquillos fue elegido para la localización de uno de los núcleos de población, al que quería llamarle Campomania, aunque finalmente no lo consiguió.

El territorio se ordenó de acuerdo a un plan preconcebido y los nuevos pueblos y aldeas fueron diseñados a priori siguiendo los patrones clasicistas que imperaban en la época. Uno de los lugares que mejor han mantenido este urbanismo es Arquillos, de trazado en damero, regido por principios de simetría, uniformidad y orden, con un variado juego de plazas y con el centro cívico y religioso en el borde occidental, junto al cruce de caminos.

En 1833, la reina Isabel II concedió a Arquillos la independencia de Santisteban del Puerto por haber entregado, diez años antes, al general Riego, símbolo del liberalismo revolucionario, refugiado allí en la última insurrección tras haber sido traicionado cuando luchaba contra las tropas francesas de los Cien Mil Hijos de San Luis.

Entre los personajes históricos que visitaron Arquillos encontramos a:

Cristobal Colón, que cuando se dirigia a Cadiz para emprender su segundo viaje a las Américas, fué invitado por los Reyes Católicos a pecnoctar en todas las ventas y posadas de buena calidad visitando la Venta de los Arquillos en día de 11 de junio de 1493.

Santa Teresa de Jesús, que en mayo de 1575 se dirigía a la villa Beas de Segura para fundar una comunidad de religiosas acompañada del campellán Julian de Ávila. Santa Teresa describe en su "Libro de las Fundaciones" los bellos paisajes por los que viajó hasta llegar a la Venta de los Arquillos.